Fibromialgia e incomprensión social

El hecho de que tantas investigaciones se hayan quedado sin llegar a ninguna conclusión importante acerca de la causa de la enfermedad y de cómo curar la fibromiagia, ello no significa que haya que tirar la totalla.

Hay que seguir investigando, y estar abiertos a nuevos paradigmas en el campo de la medicina, y tener fe en que sólo es cuestión de tiempo que esta deje de ser una de las enfermedades más misteriosas cuantas existen. Es evidente que para los pacientes se hace cada vez más complicado poder mantener dicha esperanza, cuando ven que su vida ha quedado totalmente paralizada por la enfermedad, y cuando no hay motivos a medio plazo que hagan resurgir un atisbo de positividad.


incomprension-social

Si bien la fibromialgia no es mortal ni peligrosa, sí afecta enormemente a la calidad de vida del paciente, e incluso puede llegar a serle incapacitante impidiéndole poder realizar muchos trabajos. Aproximadamente tres de cada cuatro personas reconocen que la enfermedad limita su rendimiento en el trabajo.

Una de cada cuatro reconoce que la enfermedad es tan incapacitante que les impide poder hacer cualquier tipo de trabajo. Esto implica que muchas personas con fibromialgia dependen económicamente de sus familiares, puesto que a pesar de su esfuerzo y su voluntad de superación, les resulta imposible trabajar.

Por otro lado, es muy improbable que alguien reciba un grado de discapacidad reconocida por un tribunal médico lo suficientemente elevado como para llegar a percibir una prestación económica. Este hecho de debe principalmente al hecho de que las pruebas de imagen de estos pacientes no presentan ninguna anormalidad que permita explicar los síntomas, con lo cual se encuentran con que no pueden demostrar su enfermedad.


De hecho, muchos de ellos relatan haber recibido alguna vez el típico comentario ofensivo de “todo está en tu cabeza” o “no hay nada afectado en tu cuerpo, no tienes nada”. Y es que de hecho, existen médicos que no son siquiera capaces de aceptar que existen determinadas enfermedades físicas que producen dolor físico y que no se pueden detectar con pruebas diagnósticas de imagen.

Frente a esto nos encontramos con que muchos pacientes se quejan con toda la razón del mundo, de que se sienten incomprendidos, y no únicamente por su entorno y por la sociedad en general, sino también por parte de profesionales de la salud.

De hecho, se cree que el hecho de que a pesar de los síntomas no pueda verse nada significativo en las pruebas diagnósticas de imagen, se debe al hecho de que el dolor físico podría estar causado por una hiperactividad de las neuronas sensoras del dolor, lo que haría que cualquier pequeño dolor se sienta incrementado produciendo así una elevada intensidad dolorosa.

Otras hipótesis argumentan que el intenso dolor físico podría estar generado por una leve falta local de oxígeno en las células de los llamados puntos gatillo, lo que haría que el paciente experimente dolor físico aún sin que haya una lesión mecánica. Lo cierto es que oficialmente no hay ninguna hipótesis aceptada como la causa definitiva de la fibromialgia, y esto añade más preocupación al paciente, que no ve expectativas de tener un futuro própero y esperanzador.

One Response

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *